¿Qué es la varicosis? Causas, Tratamientos y Consejos de Doctores Expertos

La varicosis se trata de una condición que es bastante común entre la sociedad, y aunque existen tabúes que sugieren que nada más las mujeres la padecen, estudios médicos demuestran que también los hombres pueden sufrir de ella.

Normalmente aparecen en las piernas, aunque puede aparecer en cualquier parte del cuerpo y a pesar de que no tiene ninguna consecuencia grave suele provocar sensación de dolor e incomodidad a los pacientes.

Es por ello que si te preocupas por tu estética y no quieres sufrir de las venas varicosas, es importante que conozcas cómo se forman, cómo prevenirlas e incluso como tratarlas si ya las posees.

Venas varicosas, ¿Qué son?

Las venas varicosas también conocidas como várices, son extensiones de venas hinchadas, dilatadas y retorcidas que se pueden ver justo debajo de la piel, tomando un color rojizo o a veces azulado.

Estas aparecen comúnmente en las venas superficiales de la piel, sobre todo en las piernas y surgen a partir de una acumulación excesiva de sangre de manera anormal en ellas, acabando con un resultado para nada estético.

Por lo general, no ocasionan dolor intenso o descontrolado, sin embargo, al aparecer pueden llegar a ser bastante incómodas y  generar sensación dolorosa.

venas varices

Son ocasionadas por múltiples razones, entre ellas se destacan la postura de la persona al sentarse, debido al cambio de presión de sangre que reciben estas venas.

Otra de las causas conocidas de las várices, son las enfermedades sistémicas que pueda sufrir una persona, así como por razones congénitas, es decir, que la condición de sufrir de venas varicosas es hereditaria.

A partir de los 30 años de edad, una persona puede empezar a padecer de varices, lo cual resulta sumamente incómodo por razones estéticas de las piernas o cualquier otra zona de la piel.

¿Cuántos tipos de varicosis hay?

Se describen en la dermatología, dos tipos de varicosis, una primaria y otra secundaria.

En este caso, son clasificadas de acuerdo al lugar o tipos de venas que atacan y a la razón por la cual son causadas.

La varicosis primaria consiste en la aparición de varices en las venas superficiales y más pequeñas de la piel y que son de fácil detección.

Son debidas a varios factores tales como una obstrucción de las venas, así como de cambios en las paredes venosas.

Incluso, si las válvulas de las venas superficiales no funcionan correctamente, pueden ocasionar que surjan.

varices

Por otro lado, las  varices de tipo secundario aparecen en su mayoría en venas más grandes y más profundas en comparación con las venas de la varicosis primaria y al igual que en este tipo, aparecen debido a una oclusión de las vías sanguíneas del cuerpo.

Sin embargo, por ser más profundas son más serias y su agente causante debe tratarse con mayor prontitud.

Una trombosis, es decir, la formación de un coágulo de sangre dentro de las venas, puede ser un fácil detonante de las várices secundarias ya que al impedir el paso de la sangre de manera correcta, la presión en las venas aumenta, provocando que se ensanchen, pierdan elasticidad en sus paredes y sean más notorias en la piel.

Aunque se pueden identificar solo estas dos, también se puede hablar de su clasificación de acuerdo a la apariencia sobre la piel, donde destacan las arañas vasculares, las varices reticulares y las venas varicosas.

Según la zona en que aparecen

Además de las nombradas anteriormente, no se puede pasar por alto los tipos de venas que existen de acuerdo al lugar sobre la piel en que aparece la varicosis entre las cuales destacan 6 tipos.

Principalmente se habla de las que surgen en las piernas, comúnmente llamadas varices, ya que son las más recurrentes de aparecer.

Son provocadas por malas posturas de las piernas cuando se está sentado o de pie, donde las venas sufren varios cambios de presión y de dilatación.

Las varices pélvicas son temidas, aunque también bastante comunes durante el embarazo, pues los cambios de hormonas provocan que el sistema dilate más aún las venas y se vuelvan más visibles sobre la superficie cutánea.

varicosis en mujeres

Al igual que estas, las vulvares suelen aparecer durante el embarazo, debido a la presión que se genera, sin embargo, suelen desaparecer al poco tiempo de dar a luz.

Las abdominales en los que se engloba los de la ingle y muslos,  y solo pueden removerse sometiéndose a una cirugía y las testiculares que se les conoce como varicocele, causadas cuando las venas que están en los testículos tienen un flujo más lento de sangre al dilatarse.

Por último se habla de las del útero, que son consideradas de los casos más serios, puesto que surgen en las zonas internas del cuerpo, por lo que las mujeres deben acudir directamente al médico si se siente dolor en esta zona para la revisión y que asigne un tratamiento apropiado a seguir.

¿Por qué se producen las varices?

Como se ha destacado anteriormente, existen múltiples razones por las que se produce la varicosis, sin embargo, pueden existir muchas posibilidades por las que hay que cuidarse en varios aspectos para intentar no sufrir de ellas y perder la apariencia estética de la piel.

El motivo más común de aparición de las várices es la postura de las personas al momento de estar parados o sentados, pues una incorrecta posición de las piernas puede ocasionar que la presión sanguínea cambie bruscamente y estire las venas, dilatándolas más de la cuenta e hinchándose.

Además, al estar incluso levantados por mucho tiempo sin movimiento, puede ocasionar daño a las paredes venosas y permitir el surgimiento de venas hinchadas en las piernas, brazos u otra zona del cuerpo.

varices causas

Incluso, enfermedades que afecten el sistema circulatorio así como una condición congénita o hereditaria pueden ser constantes causantes de esta enfermedad de la piel.

Sin embargo, los enfoques médicos que se le da a la varicosis, es que son causadas por un ensanchamiento de las paredes de las venas, permitiendo que se estiren más de lo que pueden, se deformen, dilaten y acumulen sangre tomando este aspecto tan poco agradable sobre la piel.

Síntomas de la varicosis

El sufrir de varicosis puede acarrear varios síntomas no solo sobre la piel o en las venas, sino también en el resto del cuerpo, aunque por lo general todo depende de la gravedad que tenga el paciente y el grado en que se clasifiquen al ser diagnosticadas.

Sin embargo, existen casos mucho más graves de varicosis que pueden incluir algunos síntomas como las posibilidades de observar e identificar las venas afectadas por la acumulación de sangre.

Además, la pesadez y el sentimiento de estar cansada con las extremidades afectadas es inevitable sufrirlo entre los síntomas, y normalmente es debido a estar mucho tiempo parada o incluso sentada. Se debe a que la sangre no llega de manera correcta a todo el cuerpo, gracias al mal funcionamiento de las válvulas.

Sentir dolor, así como hormigueo en las zonas afectadas y sufrir de calambres, también es bastante común con las personas que padecen de várices, incluso en un nivel bajo. A pesar de que el dolor es leve, cuando se toca la zona puede ser bastante incómodo y puede generar complicaciones.

Tener hinchazón en los tobillos y pies parece ser un síntoma marcado de las venas varicosas, causada también por el problema de flujo sanguíneo que existe con las venas y al no fluir bien la sangre, las extremidades se hinchan.

Por último, las venas están dilatadas y además, se han vuelto más débiles de lo que eran antes. Por esta razón, se pueden producir sangrados pequeños, debajo de la piel que hacen que la superficie cambie de color a un tono más amoratado o azul.

¿Tiene factores de riesgo?

A partir de todo esto, quizás exista la duda si es posible que sufras de esta enfermedad de la piel, y es que para ella hay factores de riesgo que puedes tomar en cuenta para identificar si puedes padecer de ella o evitarlos a toda costa.

En primer lugar, existen los factores simples que debes tomar en cuenta como levantar objetos pesados ya que puede resultar dañino para muchas partes del cuerpo, sobre todo las venas.

La obesidad puede actuar como agente causante, ya que debido a la contextura gruesa que se tiene, las extremidades requieren de un mayor suministro de sangre, lo que se traduce como un mayor ejercicio por parte de las venas lo que las posibilita a sufrir un fallo e hincharse.

varices riesgos

El sedentarismo también es causante de ellas, ya que los músculos necesitan contracciones y constante movimiento para mantenerse sanos, si esto no sucede, la sangre se estanca y causa varices. Así como mantenerse de pie mucho tiempo, no hay mucho ejercicio muscular, lo que desfavorece al sistema circulatorio.

Los cambios en las hormonas como los anticonceptivos y el embarazo provocan retención de líquidos y  no ayudan a que el sistema funcione correctamente, apareciendo así las venas varicosas.

Otros factores también intervienen, como el consumo excesivo de alcohol y la nicótica en el organismo y usar medias u otras ropas que opriman mucho el flujo sanguíneo.

Incluyendo antecedentes familiares de varices o de enfermedades y de sufrimiento de trombosis venosa.

Varicosis en hombres: varicocele

Los hombres, también pueden sufrir de las varices, pues esta no es una condición exclusiva de las mujeres.

De hecho, existen enfermedades relacionadas con las venas hinchadas que afectan nada más al sexo masculino.

El varicocele testicular, es una enfermedad relacionada con las venas varicosas, como se puede intuir.

Su peculiaridad, es que este tipo aparece específicamente en el cordón espermático por donde drenan los testículos.

Esta enfermedad no suele causar síntomas graves que sean preocupantes, sin embargo, este cordón es bastante venoso lo que puede aumentar las oportunidades de sufrirlo.

Aunque puede ser motivo de fuerte dolor y en casos graves, infertilidad.

Generalmente, surge en uno solo de los testículos, por lo que se llama unilateral, sin embargo, puede aparecer de forma bilateral, afectando no solo uno si no los dos testículos, lo que complica la situación.

Normalmente puede ser tratado, aunque debe hacerse mediante una cirugía cuando el paciente desea tener hijos, ya que como se comentó anteriormente, puede ser un gran motivo de infertilidad.

¿Cuál es el tratamiento de las varices más efectivo?

Existen muchos métodos para curar las varices o para al menos disminuir lo notorias que pueden llegar a ser sobre la piel.

En realidad, no es completamente necesario tratarlas, sin embargo, si se busca tener una apariencia más estética de los brazos o las piernas es posible hacerlo.

El agua fría o el hielo, son las principales técnicas que se pueden aplicar desde casa, para así deshacerlas, reducir la hinchazón y si hay suerte, normalizar el funcionamiento de las válvulas si fue un fallo espontáneo.

Hacer ejercicio diario, o estar en lugares frescos es perfecto para estimular las arterias y vasos sanguíneos para la no acumulación de fluidos, así como tomar duchas o baños fríos, pues estar sometida al calor y a las altas temperaturas es muy desfavorable.

deporte agua

Para tratamientos más internos, existen métodos quirúrgicos que promueven la extirpación de las venas afectadas por medio de una ablación con láser o usando la radiofrecuencia.

Sin embargo, una de las mejores opciones es someterse a sesiones de escleroterapia, presoterapia o cavitación.

Las últimas dos, estimulan el sistema circulatorio de la mejor manera para llevar a cabo un drenaje linfático correcto o para eliminar toxinas, sin embargo, en este caso, pueden normalizar la presión arterial, eliminar el estancado de sangre y hasta reducir la grasa.

Estos son normalmente preferidos por los pacientes debido a su técnica de no invasión.